Conflicto de intereses

Pablo y Timoteo

Pocas personas han seguido a Jesús como Saulo de Tarso.

Desde su dramático encuentro con Jesús, él dedicó su vida a servirlo sin dudar ni volver atrás, aun cuando eso lo llevo a morir ejecutado por el emperador romano. Saulo, conocido por todos como el apóstol Pablo, era una persona de convicciones firmes y dedicación extrema a la causa de Jesús.

No es de sorprenderse que la mayoría de sus contemporáneos, incluidos aquellos que fueron colaboradores de él, tuvieran dificultades en seguir su ritmo. Por eso su elogio público hacia Timoteo, su discípulo y amigo más cercano, llama la atención. Él escribió en una de sus cartas a las iglesias:

No cuento con nadie como Timoteo, quien se preocupa genuinamente por el bienestar de ustedes.  Todos los demás solo se ocupan de sí mismos y no de lo que es importante para Jesucristo 1

Él dijo que Timoteo no era como los demás que vivían egoístamente, sino que Timoteo se ocupaba de lo que era importante para Jesús. En este caso era importante para Jesús trabajar por el bienestar de los demás creyentes. Dicho en otras palabras, vivir una vida dedicada al servicio de los demás.

 

Hoy me encuentro leyendo esas palabras escritas hace miles de años; dándome cuenta que mi vida siempre giró en torno a mis propios intereses, buscando mi propio bienestar y éxito.

Pocas veces me detuve a cuestionar esa manera de vivir. Después de todo, vivir egoístamente parece ser la norma.

El problema de ser el resultado de la cultura y los tiempos en los que nacimos es que nos resulta difícil analizar objetivamente lo que está bien y lo que está mal. Como si estuviéramos guiados por un piloto automático, tendemos a volver a la dirección que tenemos programada por estos tiempos en los que vivimos sin darnos cuenta ni cuestionarlo por un segundo.

¿Qué tanto vale la pena seguir viviendo como si nosotros fuéramos lo más importante del mundo? No hace falta buscar mucho para ver que ese es el mensaje favorito de la época (y de las canciones más populares, por alguna razón). El que muere con más seguidores de Instagram gana. Necesitamos buscar una alternativa que le de más sentido a nuestro tiempo en la tierra, algo más significativo que amontonar bienes materiales y tener un aspecto físico ideal.

Hay una metáfora muy conocida que compara a la Biblia con un espejo.

Podemos hacer toda clase de suposiciones acerca de cómo somos y cómo vivimos, pero cuando miramos a la Biblia vemos la realidad con claridad.

La Biblia nos enseña que seguir a Jesús implica ocuparse de lo que es importante para Jesús.

Seguir a Jesús implica renunciar al éxito personal para dedicarse de lleno al éxito de los intereses personales de Jesús. Eso sí que genera un verdadero conflicto de intereses si pretendemos obedecerlo a él y llevar una vida como la que la mayoría lleva.

En una de sus cartas a Timoteo, el apóstol Pablo le cuenta con tristeza la actitud de otro de sus colaboradores, uno que se llamaba Demas. Dijo en su carta que “Demas me ha abandonado y se ha ido a la ciudad de Tesalónica, pues ama demasiado las cosas de este mundo.2

¿Podés ver la diferencia?

Dos personas con el mismo entrenamiento al lado del mismo maestro. Dos resultados completamente distintos: uno se ocupó demasiado de sus intereses personales, el otro se ocupó de los intereses de Jesús.

Una vez más, la Biblia como un espejo nos muestra una realidad y nos hace preguntarnos: ¿de los intereses de quién nos estamos ocupando?

Hay quienes dicen que seguir a Jesús sin volver atrás es imposible, y por lo tanto no vale la pena. Pablo no lo creía así. Después de décadas de servicio y a punto de morir por la causa de Jesús dijo: “He luchado por obedecer a Dios en todo, y lo he logrado; he llegado a la meta, y en ningún momento he dejado de confiar en Dios.3

Cuando estemos al final de nuestras vidas y miremos el largo camino recorrido, ¿seremos capaces de decir lo mismo?

No te olvides de dejar tu opinión, preguntas o comentarios más abajo.

  1. Filipenses 2:20-2 (Nueva Traducción Viviente)
  2.  2° Timoteo 4:10 (Traducción en Lenguaje Actual)
  3. 2° Timoteo 4:7 (Traducción en Lenguaje Actual)

6 comentarios sobre “Conflicto de intereses

  1. Wow ! Qué gran ejemplo siempre es para mí la vida de Pablo como lo habrá sido para Timoteo… Siempre me llama la atención cuando él puede declarar estas palabras…
    «Por tanto, mi servicio a Dios es para mí motivo de orgullo en Cristo Jesús. No me atreveré a hablar de nada sino de lo que Cristo ha hecho por medio de mí para que los gentiles lleguen a obedecer a Dios. Lo ha hecho con palabras y obras, mediante poderosas señales y milagros, por el poder del Espíritu de Dios. Así que, habiendo comenzado en Jerusalén, he completado la proclamación del evangelio de Cristo por todas partes, hasta la región de Iliria. En efecto, mi propósito ha sido predicar el evangelio donde Cristo no sea conocido, para no edificar sobre fundamento ajeno. Más bien, como está escrito: «Los que nunca habían recibido noticia de él, lo verán; y entenderán los que no habían oído hablar de él.» Este trabajo es lo que muchas veces me ha impedido ir a visitarlos.»
    ‭‭Romanos‬ ‭15:17-22‬ ‭NVI‬‬
    un ejemplazo de amor por los demás y nada de egoísmo en su vida, al completar cada territorio con el evangelio de Dios. Esta en mi recorrido la inspiración de estas palabras, mientras seguiremos barriendo el egoísmo y otras cosillas que entorpecen.

    Gracias por compartir!

  2. La mayor prueba de que Jesús es Dios no fueron los milagro que hizo sino el amor que demostró al mundo entero. Realmente es de otro planeta… Gracias Jesús!!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: